Sebastián Jerardino

Me acuerdo en la noche que se celebró con el círculo íntimo que estuvo en la casa y se le estuvo tirando dardos a un Pinocho, un Pinochet dibujado con cachos de diablo y dibujado como diablo. Estaban todos tirándole dardos en la noche al Pinochet. Pero a mí no me dejaban ver eso. Yo me acuerdo de eso porque bajaba las escaleras y trataba de sapear ahí qué estaba pasando.