Gelly Walker

En la época de Pinochet los extranjeros que se radicaban en Chile tenían que firmar un papel específicamente que decía que no iban a participar en política. Y eso me sirvió para poder decir que "no" a la campaña del SÍ, y decir "sí" a la campaña del NO, pero clandestina, sin que se supiera.