Hernán Larraín Matte

Mi colegio era mayoritariamente del SÍ, pero sí recuerdo con total claridad que hubo un debate [...] y recuerdo muy bien que estaba dos cursos más arriba que yo Juan Diego Santa Cruz defendiendo al NO [...]. Y yo quedé muy impresionado porque fue muy potente la forma en que defendió al NO. No sólo porque denunció la violación de los derechos humanos, sino porque hizo una distinción de lo que era una dictadura de una democracia, y el valor que tenía la democracia en sí misma. Porque defendió la democracia, más que atacar a Pinochet [...]. Y vino a decir: Hay algo mucho mejor y más interesante que Pinochet, y es la democracia, y es la libertad, y es el debate público, y es el pensamiento crítico, y es la diversidad de opiniones, y es la competencia, y son los partidos políticos, y son las elecciones, y la gente decide, y los partidos compiten y las mejores ideas ganan.