Juan Gabriel Valdés

Me acuerdo de una periodista famosa muy cercana al Partido Comunista que me abrazó esa noche y me dijo: "Ustedes tenían razón". Lo que fue suficiente para mostrar de que aquellos amigos míos que habían dicho que el plebiscito necesariamente iba a ser un fraude, que no teníamos ninguna posibilidad de ganar, estaban reconociendo que se habían equivocado.