Sergio Toledo

Mi madre estaba durmiendo, y de pronto le digo: "Mamá, ganó el NO". Y su respuesta fue: "Qué bueno, hijo, espero que ahora estemos más tranquilos". Esa fue su frase. Y luego volvió a dormir.